Crea nuevos hábitos: empieza el día con tu ritual saludable

El tiempo pasa volando y ya estamos comenzando otro año más.

Enero es el mes oficial para marcarnos objetivos, cambiar nuestro estilo de vida, volver al gimnasio,  aprender idiomas,  actualizar nuestro currículum en Infojobs y en Linkedin… y a comenzar un montón de buenos hábitos para vivir más sano, más familiar, más feliz, más relajado o más loquesea. Vamos a ver cómo podemos hacerlo.

Crea nuevos hábitos.

Una de las claves para conseguir cambiar un aspecto cualquiera de nuestra vida es la creación de hábitos. Está demostrado que si conseguimos modificar una conducta durante al menos 30 días, ésta se convierte en un hábito y se afianza en nuestro día a día. A partir de ese momento, será más difícil que abandonemos el nuevo hábito adquirido.

Así que, como seguro que ya habrás empezado a cambiar tu conducta guiado por los nuevos propósitos del Año Nuevo, sólo debes tener presente que debes aguantar al menos hasta el próximo mes si quieres que el cambio sea algo duradero. Hay algunos que lo tienen claro.

Jump

De uno en uno, por favor

Otra de las reglas de juego cuando queremos cambiar hábitos “malos” por hábitos “buenos”, es sin duda el enfoque: elige un sólo hábito que quieras cambiar y concentra toda tu energía en ese objetivo; NO intentes cambiar de la noche a la mañana varias conductas adquiridas, pues te resultará mucho más difícil.

Sentirás la tentación de armarte de valor, rasgarte la camiseta y de repente ponerte a dieta, volver al gimnasio, ser más productivo, estudiar dos horas de idiomas a diario y dormir más…. todo a la vez, al tiempo que gestionas el resto de tus obligaciones. Ya te vamos anticipando que vas a fracasar… estrepitosamente.

Concéntrate en un sólo cambio cada mes, en un sólo nuevo hábito saludable… y verás cuando llegue el verano lo lejos que has llegado.

Por dónde empezar

Nuestro consejo para comenzar a cambiar tus hábitos no deseados es el siguiente: crea tu propio ritual saludable personal, que realizarás todas las mañanas:

Waking up

  • Este hábito debe ser asequible (no busques imposibles como madrugar dos horas más y salir a correr media maratón en días alternos, que ahora hace mucho frío)
  • Idealmente debe ser algo saludable, que te beneficie a lo largo de todo el día
  • Lo harás de manera gradual, dedicándole más de tiempo y energía cada día
  • Lo llevarás a cabo todos los días, sin excepción. Bueno, puedes descansar los domingos si lo consideras imprescindible.

A modo de ejemplo, un buen ritual saludable puede ser el siguiente:

  1. Despiértate un poco antes, empieza con media hora, por ejemplo.
  2. Nada más salir de la cama, bebe mucha agua, toda la que puedas. Tu cuerpo lleva horas sin ingesta de líquidos y estarás deshidratado. Y pasa por el baño.
  3. Haz unos estiramientos, unas flexiones, unos saltos o una kata de karate: algo rápido y sencillo, sin quitarte el pijama siquiera; el objetivo es que tu cuerpo sepa que se ha acabado la noche y comienza el período de actividad. Dedica un minuto el primer día y alcanza los 15 minutos de ejercicio paulatinamente.
  4. ¡Desayuna más sano! No somos nutricionistas, pero si no sabes cómo hacerlo, lee esto o googlea un poco. Es vital que mejores tu alimentación. De verdad. Y tómate tu tiempo para ello, para eso has madrugado un poco más; no te estreses tan temprano.
  5. Planifica tu día: antes de agobiarte con todo lo que tienes pendiente por hacer, dedica 5-10 minutos a repasar mentalmente, o frente al ordenador, tus objetivos para el día. No pienses en tareas acumuladas, sino en lo que de verdad te importa, tus objetivos y metas. Esto es importante para que cuando te pongas a remar, lo hagas en la dirección adecuada. Lee nuestra sección de productividad personal si quieres más ayuda en este punto.

Como ves, son cinco sencillos pasos, que te requerirán muy poco esfuerzo cada mañana. Concentra tu energía en convertirlos en un hábito durante los próximos 30 días, de manera escalonada, de forma que dentro de cuatro semanas los hagas de verdad, con sentido y con ganas, sin ser una obligación autoimpuesta.

Una cosa muy importante:  deja el resto de tu rutina tal cual está, ya aprenderás idiomas y dominarás el universo en febrero.

Apúntate para recibir los nuevos artículos y contenido exclusivo en tu email: