¿Cómo ser más productivo? Cómete una rana

Hoy vamos a hablar de un concepto bastante sorprendente en el ámbito de la productividad: “comerse la rana“.

Los expertos en productividad en EEUU utilizan la frase “eat the frog first” para darnos una pista de cómo podemos ser más productivos mediante la simple priorización de las tareas que tenemos asignadas para un día concreto.

El origen de la expresión está en un antiguo dicho que afirmaba que si nada más despertarte te comías una rana viva, lo peor ya habría ocurrido y por tanto el día ya sólo podría ir a mejor.

Frog

En términos de esfuerzo productivo, hablamos de “comernos la rana” para indicar la importancia de hacer primero cada día aquello que debemos hacer, pero que no nos apetece hacer. Estas tareas son un candidato ideal para la procrastinación, pero si nos esforzamos y las dejamos resueltas nada más comenzar el día, cuando estamos llenos de energía, ocurrirán dos cosas:

  • Ya no habrá riesgo de que estas tareas se queden pendientes de hacer.
  • El resto de tareas del día serán más apetecibles en comparación (el día sólo podrá ir a mejor…)

Cómo identificar tus tareas “rana”

Cada día, antes de comenzar a trabajar, revisa la lista de tareas y decide cuáles quieres dejar resueltas hoy. Separa esas tareas que has seleccionado para hoy en los siguientes grupos:

  1. Tareas que tienes que hacer hoy y que te apetece hacer
  2. Tareas que tienes que hacer hoy pero que no te apetece hacer
  3. Tareas que puedes hacer hoy (o más adelante) y que quieres hacer hoy
  4. Tareas que puedes hacer hoy (o más adelante) pero que no te preocupa resolver hoy

Seguramente todos los días haces esto de manera inconsciente y te pones a trabajar directamente en el grupo 1: las tareas que hay que hacer hoy y que además te sientes con ganas de resolver.

Probablemente el grupo 1 de tareas se quede bien resuelto hoy, pero eventualmente llegarás al grupo 2, a aquellas tareas que no te apetece hacer hoy. El día habrá avanzado, tu energía habrá bajado, irás con cierto retraso o habrán surgido imprevistos que te hagan disponer de menos tiempo del que esperabas. Y procrastinarás. Y dejarás sin resolver los grupos 2, 3 y 4 de tareas de hoy. Y mañana será mucho más duro; serás aún menos productivo.

Safety in Numbers

¿Cómo ser más productivo?

Es sencillo de explicar, pero difícil de convertir en hábito: tienes que comenzar cada día resolviendo las tareas del grupo 2: aquellas que deben quedarse resueltas pero que no te apetece hacer. Tienes que comerte la rana lo primero.

Ah, y no necesitas planificar cómo comértela, ni mentalizarte para ello, ni perder medio día pensando en la mejor manera de comerte tu rana… simplemente ¡cógela y dále un bocado! (es decir, comienza a trabajar el las tareas del grupo 2 rápidamente).

De esta manera es mucho más probable que cuando empiecen los imprevistos tú ya tengas bien encaminado el día, las tareas que te queden sean más sencillas y apetecibles de acometer y puedas encontrar la energía y motivación para cumplir con tus objetivos diarios. Serás más productivo.

Por cierto, si esperabas descubrir en este artículo cómo se come una rana viva de verdad, tenemos este vídeo demostrativo.

Tags: ,

Si te ha gustado el artículo, compártelo. ¡gracias!

About Pablo Renaud

Emprendedor, tecnólogo, apasionado del comercio electrónico, el marketing digital y los negocios online. En el año 2000 lancé mi primera tienda online y desde entonces he estado experimentando y creando startups que aprovechan las nuevas oportunidades de negocio que ofrece Internet. Más info en mi blog

Newsletter de Recomienza: da hoy tu primer paso.

Apúntate gratis al newsletter de Recomienza hoy mismo para:

  • Recibir los artículos del blog en tu email.
  • Obtener material de formación exclusivo para suscriptores del newsletter.
  • Recibir acceso a cursos online gratuitos sobre los temas tratados en Recomienza.